Nostalgia Cero - El Rincon Cubano

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Nostalgia Cero

Con Acento Cubano > Nuestros programas

"Nostalgia Cero" es un espacio creado por Radio Online Con Acento Cubano para alejar esa sensación de vacío que muchas veces se apodera del emigrante. Los cubanos cuando estamos fuera de nuestra tierra echamos en falta lugares entrañables y personas que nos acompañaron en distintas etapas de nuestra vida. De eso tratan estos programas, breves pero profundos en su intención. Con ellos solo pretendemos dejar abierta la puerta de la jaula donde encerramos alguna vez "al gorrión" para que vuele libre alejando consigo la añoranza que pretenda hacernos daño.
 
 
 
Finca Vigía o La Vigía fue la residencia del afamado escritor norteamericano Ernest Hemingway en La Habana, Cuba, posteriormente declarada museo. Fue construida en 1886 por el arquitecto catalán Miguel Pascual y Baguer en una colina a unos 15 km al sureste de La Habana, contemplándose desde la terraza trasera y la torre adyacente una excelente vista del centro de la capital cubana.
 
Es quizás, para muchos cubanos y extranjeros, uno de los mejores rones que Cuba tiene para ofrecer. En el fondo de cada botella, está la presencia de un fruto pequeño que le otorga un sabor especial. De ella se extrae la Guayabita del Pinar, el licor sabroso de Vueltabajo producto de la mezcla de culturas entre españoles y criollos.
En Cuba quedan pocos, pero aun sobrevive. El viejo oficio aún no ha desaparecido del todo. Recuerdo como todas las semanas pasaba aquel señor mayor, vestido muy humildemente que tocaba una filarmónica de un sonido muy particular y pregonaba a todo pulmón su propuesta era el afilador de tijeras.
Si hay un sitio que sea bien conocido por los nacionales o visitantes a la capital cubana, ese es El Parque Central de la ciudad de La Habana. Los que deciden sentarse a conversar, a descansar, a leer o sencillamente a pasar el tiempo, se disputan los bancos sombreados y se están allí horas completas, más o menos integrados al general bullicio. Un lugar de paso obligado para quienes transitan entre Centro Habana y La Habana Vieja. Emblematico por la estatua dedicada al maestro y gran pensador, el Apóstol de Cuba José Martí.
En pleno corazón de La Habana, ubicado en el Paseo del Prado, frente al Parque Central, entre el Capitolio Nacional y el histórico Hotel Inglaterra, se alza lo que fuera el majestuoso e imponente Centro Gallego de La Habana. Sin lugar a dudas el Liceo de la Habana Vieja, fue un lugar único y mágico que nos duró algunos años, fue bueno mientras duró, justo los que durara nuestra adolescencia, el lugar que disfrutáramos y guardamos en un rinconcito muy especial de nuestro baúl de los recuerdos.
Desde ya hace muchos años no hay un lugar en toda Cuba donde no te encuentres alguien disfrutando de una pizza en cualquiera de sus variantes que dista bastante de los patrones que establece la pizza italiana, pero que con su sabor tan particular la pizza...
La historia que en la adolescencia me lanzara a la aventura sobre rieles y que disfruté algunas veces más, porque siempre me hacía bien el hecho mismo de subirme aquel vetusto tren de Hershey.
El año 1993, seguramente el más difícil de los vividos en Cuba durante el Periodo Especial y para apaciguar la tensión de tantas carencias, conociendo el apego del cubano por empinar el codo, bien por festejar... 
Hoy va este recuerdo para todas las madres cubanas que por los años setenta haciendo malabares, convertían el Dia de los Niños, en momentos de gratas sorpresas y total felicidad.
Uno de los espacios urbanos más populares de la capital cubana es el Parque de la Fraternidad. Tengo el privilegio de haber nacido a pocas calles del lugar al que desde muy pequeño acudíamos los muchachos que vivíamos en el inmueble y lo hacíamos de la mano de quien durante años fuera encargado de nuestro edificio. Pancho. 
Hay en la Habana un hotel que ostenta el privilegio de ser el más antiguo de la capital cubana. En lo personal fui cliente habitual del hotel Inglaterra y esa quizás sea la razón por la que el lugar se me haya hecho tan entrañable, al punto de tenerlo presente siempre en mis recuerdos.
Bastaba que los muchachos escucháramos aquel vals tan refrescante para que corriéramos tras el carrito del helado hasta el lugar donde se detenía y como barco que echa el ancla, ver como se abría su estructura convirtiendo el espacio cerrado en un mostrador un poco alto para el tamaño de la inmensa mayoría de los primeros clientes que acudían a su llamado.
Las generaciones que nos preceden poco pueden conocer de aquellos años de esplendor de la revista Bohemia que ha perdurado en el tiempo por más de cien años. Hoy casi escuálida, sin el brillo ni los colores de aquellas páginas centrales que le distinguían entre tantas otras publicaciones, persiste en marcar el ritmo de lo cotidiano de una realidad, de la cual ella, es también protagonista.
Desde hace muchos años, en La Habana se hizo habitual el empleo de pequeñas lanchas para garantizar la transportación de un lado a otro de la bahía, desde la vieja Habana, hacia los poblados ultramarinos de Regla y Casablanca, trayecto que se hace en solo cinco minutos, con un encanto peculiar dadas las maravillosas vistas del mar y de la ciudad que se suceden hacia uno y otro lado del puerto de la Habana. La lanchita de Regla o la de Casablanca, cualquiera que fuera el destino , hoy sigue ocupando en mi memoria un lugar privilegiado
Todos tuvimos o tenemos esa abuela preferida que nos dejara una huella indeleble, que nos consintió y que, a pesar de los años de ausencia, sigue a nuestro lado. Su recuerdo nos acompañará siempre y para que no quede en el olvido se lo contamos a nuestros hijos y nietos para que sepan de dónde venimos y a donde vamos, es nuestro sagrado deber hablarle a los más jóvenes de nuestros queridos viejos, aunque vivamos en el fin del mundo.
Uno de los lugares más entrañables que atesoro en mis recuerdos es el Estadio Latinoamericano. Fui testigo de su remodelación, cuando dejó de ser el viejo estadio del Cerro para convertirse en el flamante estadio Latinoamericano, sede del equipo Industriales de la capital cubana y que en su edificación acogiera uno de los entretenimientos más sagrados de los cubanos
Fue la Habana el espacio donde podíamos encontrar aquellos fotógrafos ambulantes. El Capitolio fue sin dudas el lugar predilecto para encontrarles y tomarnos una foto en blanco y negro con aquellas cámaras nacidas allá por 1900 y que aún hoy persisten en regalar al turista que visita la capital cubana un recuerdo de su viaje.

El teatro Amadeo Roldán es otra de las tantas edificaciones importantes que se ha dejado a merced de los avatares del tiempo, pasando de ser un icono de la cultura cubana a ser un montón de piedras despintadas y sin utilidad, algo que da mucha pena ver en sus actuales condiciones.
El rio Quibú esa franja de aguas renegridas y pestilentes que nace en el reparto habanero El Hueco y atraviesa toda la ciudad desde Boyeros hasta Miramar, en mi adolescencia fue lugar de culto al amor que hoy evoco en la distancia y el tiempo.
Durante muchos años la Habana se inundó de victrolas y cafeteras que un día como por arte de magia desaparecieron, ¿adonde fueron a parar? aquí te lo cuento.
Entre los recuerdos de mis años de infancia va ligada aquella maquina de Coca Cola ubicada en el patio de mi escuela que era la delicia de los muchachos a la hora del recreo y que un día cambio de ser Coca Cola por el refresco Son.
Cienfuegos es una ciudad fascinante, elegante, limpia, moderna, dinámica, próspera. Constantemente es visitada porque exhibe con orgullo un pasado que ha sido conservado con celo y dedicación, con sabiduría y refinamiento y es que no puede ser de otra forma porque Cienfuegos es la Perla del Sur de Cuba.
El Casino es un baile creado en Cuba por el pueblo y para el pueblo. Surgió como una manifestación danzaría anónima, en el seno de las clases populares urbanas; no se corresponde con ninguna modalidad musical específica. Es un baile para la diversión individual y colectiva, y no identifica a ningún mito religioso. 
La mayoría de los solares habaneros habían sido antiguos palacetes o residencias de españoles, criollos de alcurnia, cuando regresaron a España o sus descendientes se mudaron a los nuevos barrios del Vedado, que fue a donde se trasladaron en un movimiento de riqueza...
Los cubanos, sea cual sea nuestro origen tenemos en la memoria emblemáticos restaurantes enclavados en la capital los que alguna vez visitáramos para quedar por siempre en un lugar privilegiado de nuestra memoria.
No hay barrio en toda Cuba que no ostente un parque entrañable para sus pobladores. Ciudades y pueblos a lo largo y ancho de toda la isla se enorgullecen de contar en sus territorios con esas superficies donde a la sombra de los arboles se han cobijado los padres mientras los hijos...
Desde 1919 hasta 1961 Asturias fue una de las principales regiones de España desde donde partía la inmigración española a Cuba. Fueron miles los asturianos emigrados a la isla que nunca más regresaron a su tierra, haciendo de la nuestra su segunda patria.
Del barrio Los sitios de la Habana recuerdo a uno de sus hijos más ilustres que el 11 de octubre de 1979 dijo adiós a este mundo. José Fernández Díaz, el Rey de la melodía, más conocido como Joseito Fernández, quien enamoró a Cuba y al mundo con su Guajira Guantanamera que distingue a la isla.
Los piropos son la expresión verbal del erotismo cubano. Son esas frases que no pueden contenerse cuando el atractivo del objeto del deseo se vuelve irresistible y la timidez se olvida. Son composiciones desenfadadas, atrevidas, picantes y a veces de gran carga humorística, otras de una belleza que las hace hasta poéticas...
Al barbero cubano siempre le adjudicamos fama de curioso, algo que realmente es alimentada por nosotros los clientes, pues a casi todos nos gusta conversar con él y hacerlo partícipe de nuestras inquietudes y puntos de vista. Con él hablamos de todo y nunca le contradecimos, seguramente porque nuestra cabeza se la estamos poniendo en sus...
El refranero popular cubano es voz y esencia de nuestra identidad cultural. Es el conjunto de creaciones que emanan de una comunidad fundada en la tradición y expresadas por un grupo o por individuos y que responden a sus expectativas en cuanto a expresión de su identidad cultural y social.
Bailar un buen bolero es sin dudas es el acto más sublime del carácter romántico del ser humano, es la manifestación plena de su sensualidad y necesidad de comunicar sentimientos mediante el movimiento corporal. 
Los campos de Cuba poseen una belleza natural que hacen la vida del campesino mucho más saludable porque en los campos cubanos el día a día transcurre diferente al de las ciudades. Nada se disfruta más que un amanecer en los campos de nuestra Cuba de los que soy un eterno enamorado.
Amar a Cuba nos hace grandes, nos hace inmensos, nos colma el alma de orgullo, ese que emana de la raíz de una sólida identidad y la honorable savia de nuestra historia repleta de sacrificio y amor. 
El Malecón habanero, una extenso muro construido paralelo a la costa, es uno de los espacios más concurridos en la capital cubana. Largo muro de concreto desnudo, que custodia la ancha avenida...
Cuba está presente en los olores que atesoramos en nuestra memoria y aun cuando pasan los años esos olores van haciéndose más entrañables y necesarios. A ellos va dedicado esta forma muy personal de mantener mi "Nostalgia a cero"
Ausencia y nostalgia, son dos de las realidades a las que nos enfrentamos los cubanos cuando decidimos echar raíces fuera de nuestra tierra. "Espantar el gorrión" es la frase utilizada por los cubanos para definir el estado de animo en el cual nos sumimos cuando asedia...
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal