Su historia - El Rincon Cubano

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Su historia

El Rincon cubano
 
 
El "Rincón Cubano" nació en la carretera de Las Marinas de la ciudad de Denia, Alicante, creado por Niurka Quiala Herrera en Diciembre de 2002. Su antecedente fue el trabajo que con anterioridad, durante varios años había desarrollado, en el espacio que llevase el mismo nombre, dentro del proyecto "Ferias de las Naciones", actividad que tenia lugar durante los meses de verano en distintas ciudades de España.

Fue el verano de 2003 el despegue definitivo para "El Rincón Cubano", dirigida a una propuesta gastronómica cubana y la elaboración de coctelería internacional y muy en particular, la elaboración de "el Mojito", añadiendo como toque distintivo del lugar la música tradicional cubana en directo los fines de semana.

El "Rincón cubano" de Niurka fue un lugar muy especial, siendo varias las razones que asi lo hacian, comenzando por su decoración, siguiendo por la particularidad de ofrecer genuinos productos cubanos, entre ellos el Ron Vardero y las cervezas cubanas Palma Cristal, e incluyendo la singularidad de los que frecuentaban el lugar, donde se creó un agradable ambiente familiar entre todos, algo que sin dudas lograba Niurka, su creadora. 
Quienes visitaban por primera vez "El Rincón cubano" sin lugar a dudas regresaban para hacer del lugar su espacio de encuentros y ocio. Allí podian degustarel mojito hecho por las manos de Niurka, quien les ponia su sello personal, dandoles un toque de distinción y cubanía.
El toque distintivo de "El Rincón cubano" fue sin lugar a dudas, " La negra Francisca", una figura realizada con la tecnica con la que se confeccionan los ninots de las ferias valencianas. Representa una tipica negra cubana, relacionada a la santería, con todo su atuendo religioso. Esta figura presidía la entrada al lugar, llegando a convertirse en un objeto de atracción turistica, a la vez de culto, por quienes pasaban o visitaban el sitio.

Quienes acudían por primera vez al "Rincon Cubano" solian fotografiarse con "Francisca" y los
que ya se hacían cotidianos en el lugar cuando entraban le saludaban, le tocaban, le pedían favores o sencillamente le celebraban. Francisca se convirtío en alguien con identidad propia en aquel lugar.

Niurka era el alma de este lugar tan especial. Su grandes habilidades en la cocina y la elaboración de los cocteles y en especial del mojito, le hacían ganar más que clientes, amigos. Su desenfadada manera de tratar sin protocolos ni distinciones, hacia más comodo el buen estar y pasarla bien de los que le visitaban.

A todo esto se sumó la música en directo, donde se disfrutaba de un amplio repertorio de música tradicional cubana, durante más de dos horas cada noche de fin de semana, tiempo en el que se convertía "El Rincón cubano" en auténticas fiestas.
Amor y pasión le puso  Niurka  a este empeño, logrando que muchos nos sumaramos a su realización. Salvador su compañero y Cary su hija, fueron pilares fundamentales en ello. Los amigos que le siguieron en la propuesta hicieron de "El Rincón Cubano" un espacio diferente y de continuidad en el tiempo. 
 
 El Rincón cubano, imágenes de su continuidad en el tiempo
 
 
 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal