La música cubana en los Grammy 2020 - El Rincon Cubano

Vaya al Contenido

Menu Principal:

La música cubana en los Grammy 2020

De interés
Programa del espacio "Nuestra música cubana" dedicado a los nomindados a los Garmmy Latinos 2020.
(para escuchar el audio de este vídeo ponga en stop el reproductor de la radio al inicio de la página)
No cabe duda que el mayor reconocimiento para un compositor, arreglista, músico instrumentista o cantante, es que su obra, rompiendo fronteras, llegue a los más recónditos lugares del planeta. Por supuesto que es inestimable el impulso que eventos internacionales de la música como los que realiza cada año la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación, al conceder los prestigiosos Premios Grammy Latinos, reconoce la excelencia artística y técnica de la música grabada, mediante votaciones para producciones musicales cantadas en español, portugués u otros idiomas de países hispano- o luso-parlantes, hecho que impulsa la difusión de una obra en competencia.

Orgullo para nuestra música cubana que en este año 2020, el más difícil que haya podido enfrentar el sector en toda su historia, cuatro álbumes nos representan en el certamen. Omara Portuondo, “La novia del Feeling”, por su disco “Mariposas” Producido por el sello Bis Music, nominado a la categoría “Mejor Álbum Contemporáneo/Fusión Tropical. La joven orquesta matancera “Failde” con el álbum “Failde con Tumbao”, el álbum “Este es nuestro changüí” de Changüí de Guantánamo, ambos bajo el sello EGREM; y el disco “Ícono” de la orquesta Aragón, grabado para el sello Puntilla Music. Los tres compiten en la categoría Mejor Álbum Tropical Tradicional.

Cierto es que llegar a alcanzar ese nivel de reconocimiento resulta un estímulo inigualable que todo músico desearía para sí, pero no podemos olvidar que son muchos más los que en el día a día se crecen ante las dificultades, las limitaciones, las carencias y, sobre todo, por el silencio al que su trabajo es sumido. Esos que desde la infancia crecieron entre notas musicales, pentagramas e instrumentos, los que aprendieron primero a entonar que, a caminar, o los que en interminables noches robando horas al sueño han plasmado sus emociones en canciones compartidas entre amigos y no han tenido la oportunidad de ser reconocidos por un premio de academia, ellos también merecen nuestro reconocimiento y doy por seguro que los artistas que hoy gozan de la suerte de estar entre los grandes, con mucha humildad les tienen presentes, porque desde el mismo lugar son las raíces.

En Madrid, ciudad donde vivo desde hace ya algunos años, tengo muchos amigos músicos a los que respeto, admiro y disfruto de su arte, con muchos he compartido trabajo, con otros he compartido su obra, con todos, el orgullo de saberme cubano y fiel a las raíces que nos representan allá donde vamos. A los nominados a los Grammy Latinos mi más sincera felicitación, a mis amigos músicos que aún no han sido nominados, mi agradecimiento por hacer nuestra lejanía mucho más llevadera y el reconocimiento por saberles, aún cuando pasan los años, cada día más cubanos.
________________________________________________________________________________________________________
El Grammy Latino por toda una vida
Por Oniel Moisés Uriarte.

Desde el 29 de mayo del presente año 2020, a través de las plataformas digitales, hemos podido conocer la música contenida en el más reciente fonograma de la legendaria Orquesta Aragón. “Icono”, fonograma que, para sorpresa de todos, pasados estos meses, hemos conocido la noticia, alegre por demás, de su nominación a los premios Grammy Latinos en la categoría al Mejor Álbum Tropical Tradicional.

“Icono” es el título del disco que grabado en los estudios habaneros Trabuco Music Havana y registrado para el sello discográfico “Puntilla” recoge nueve temas musicales que no se alejan para nada de las sonoridades de la octogenaria agrupación, aun cuando suena muy actualizado.

Entre los temas que componen este emblemático fonograma de la orquesta Aragón, la Charanga eterna, se encuentran por orden de track; “Yolanda dime que si” de la autoría de Benigno Echemendía, un tema musical que hace ya algunos años popularizara Alfredo Chocolate Armenteros con su conjunto. El segundo track es el tema musical “80” con el que se estrena como compositor y arreglista el novel músico Rafelito Lay Jr., continuador de la tradición musical de su padre y abuelo, dedicado a las ocho décadas que cumpliera de fundada la Orquesta.

El sabrosísimo Cha cha cha “Mira a ver quién es” de la autoría de Victor Marín, conocida como “Baila Catalina”, anterior versión que ya popularizara la orquesta, ocupa el tercer track del disco. Una versión que mantiene la magia con la que ha cautivado al bailador desde su fundación esta orquesta única e irrepetible, pero que al oído nos llega con renovada y actual sonoridad. Con el tema “Aquella chica” de la autoría de Lázaro Dagoberto González Sibore, violinista de la orquesta logra, muy fiel a su estilo, un acercamiento bien logrado a la timba cubana, llevando implícita en su letra una temática que describe aspectos muy identificados con estos tiempos que vivimos.

Se incluye en el disco una versión, en tiempo de bolero, de la canción “Contigo”, del español Joaquín Sabina, como parte de un trabajo en el que la orquesta versiona composiciones de prestigiosos creadores españoles. Sin dudas de exquisita factura la presentación musical de este tema.
La compositora Alina Torres también se ha sumado a esta producción con la Guaracha/Timba “Que me quiten esto,” alegre y sugerente composición que le proporciona al presente disco una frescura sin igual.

“Quiéreme siempre”, canción que por los años sesenta popularizaran la agrupación vocal argentina “Los Cinco Latinos”, esta vez nos llega en un estilo muy particular entre la Cumbia y el Cha cha cha, ha sido un tema incluido en otros discos y popularizado por la orquesta, que, sin perder su esencia, nos recrea otros tiempos de la Charanga Eterna con una versión muy cercana a estos tiempos. Es un tema de los compositores Augusto Alguero, Beberly Guthrie y Gary Lynes esta vez en tiempo de Cumbia-Cha.

Al llamado de esta emblemática orquesta cubana al cumplir sus primeros 80 años de vida, los autores a los que convocaron acudieron muy gustosos, entre ellos, Jorge Leliebre, reconocido flautista cubano que compuso para este disco el Songo “Cuando yo pase”, que haciendo honor al trabajo de los Van Van, respetando la sonoridad de la orquesta Aragón, logra un acercamiento muy bien logrado a la timba cubana.

El noveno y track que cierra este disco es “Juego de que” una guaracha de Julio Cesar Fonseca, alegre, contagiosa, rítmica y sabrosona como desde siempre nos tiene acostumbrados tan excelsa orquesta cubana de todos los tiempos.

Llegue a los doce integrantes que actualmente conforman la orquesta Aragón nuestra más sincera felicitación por tan merecido reconocimiento. A ellos: Rafael Lay Bravo (Director, violín y vocalista), Sixto Llorente y Juan Carlos Villegas Alfonso (Vocalistas), Eduardo Ramón Rubio Pérez (Flauta), Orlando Jesús Pérez Montero (Piano), Roberto Espinosa (Bajo), Guillermo Gonzalo García Valdés (Congas), Norberto Moré (Timbal), José “Pepito” Palma Cuestas (Güiro), Lázaro Dagoberto González, Eric Labaut y Ainel González,(violines), nuestro expreso deseo de que sigan cosechando éxitos y poniendo bien en alto la música cubana, en nombre de los que ya no están, pero que sin dudas han sido el pilar fundamental para que hoy sigamos disfrutando de una historia musical viviente que a buen paso va camino de la centuria.

Por todos y para todos los que integraron en su día las filas de tan insigne agrupación musical, orgullo de todos los cubanos, llegue este reconocimiento:

Orestes Aragón Cantero director fundador y contrabajo desde 1939 hasta 1948
Rufino Roque piano desde 1939 hasta 1941
Efraín Loyola flauta desde 1939 hasta 1952
Oreste Varona timbales desde 1939 hasta 1981
Filiberto Depestre violín desde 1939 hasta 1958
Noelio Morejón güiro desde 1939 hasta 1941,
Pablo Romay cantante desde 1939 hasta 1942
René Hilario Candelario González violín desde 1939 hasta 1940
José “Pepe” Palma Perelló piano desde 1941 hasta 1987
Francisco Arboláez Valdés güiro desde 1941 hasta 1994
José Beltrán contrabajo desde 1946 hasta 1985
Guido Sarria congas desde 1947 hasta 1977
Rafael Lay Apesteguía violín y director desde 1949 hasta 1982,
Alberto Ribalta Beltrán pianista desde 1949 hasta 1953
José Calazan Gonzalo “Rolando” Lozano flauta desde 1952 hasta 1954
José “Pepe” Olmo Álvarez cantante desde 1953 hasta 1997
Richard Egües flauta desde 1954 hasta 1984,
Celso Valdés violín desde 1955
Rafael “Felo” Bacallao cantante desde 1959 hasta 1993,
Dagoberto Pascual González Piedra violín desde 1963,
Alejandro Tomás Valdés violonchelo desde 1965 hasta 1977
René Lorente García flauta desde 1984 hasta 1990
Ernesto Bacallao Serrano cantante desde 1987
Julio Iznaga Piña timbal desde 1984 hasta 1997
Justo Emilio Ruedas cantante desde 1989 hasta 1995
Pedro Cardozo Moré cantante desde 1995 hasta 1997
Armando Amezaga Varela percusión menor desde 1996
Inocente Arcadio Álvarez Pagán timbal desde 1998 hasta 2002

(Si alguno de los que han integrado esta afamada orquesta cubana se me quedara sin mencionar y conoces compártelo con nosotros y lo agregamos a esta lista de forma inmediata).
___________________________________________________________________________________________________________________________________
Gracias Omara por tus multicolores “Mariposas”. 
Por Oniel Moisés Uriarte.

Cubanos de varias generaciones hemos tenido el privilegio de escuchar a lo largo de más de sesenta años a una de las voces representativas de nuestra música popular, Omara Portuondo, quien se ha convertido por derecho propio, constancia y profesionalidad, en fiel embajadora de la cultura cubana en el mundo.

Nació en el barrio habanero de Cayo Hueso, el 29 de octubre de 1930, en el seno de una familia humilde, comenzando su carrera profesional junto a su hermana Haydee como bailarina del cabaret Tropicana. Debutó en la radio cantando un género musical con estándares muy cercanos al jazz y al que por nombre identificaran como “Feeling”, movimiento al que llegara dada su estrecha relación con sus principales cultivadores, entre ellos, Cesar Portillo de la Luz, José Antonio Méndez y Frank Emilio Flynn, desde entonces se le conoce como “La novia del filin”.

En 1950 Omara integro la prestigiosa orquesta femenina cubana “Anacaona” hasta que en 1952 junto a su hermana Haydee, Elena Burke y Moraima Secada formara parte del cuarteto Las D’Aida fundado por la pianista Aida Diestro, relación profesional que duró 15 años. En 1967 comienza su carrera en solitario hasta el año 2000 cuando la World Circuit lanza el proyecto Buena Vista Social Club al cual se integró para recorrer los más insospechados rincones de la geografía y ser reconocida desde entonces como “La Diva del Buena Vista”. Fue en noviembre de 2009 cuando nominada a los Grammy Latinos, por su disco “Gracias”, editado por el sello “Producciones Montuno”, se alza con el reconocimiento al mejor álbum de música Tropical Contemporánea, en el que intervienen figuras como el cantautor cubano Pablo Milanés, el brasileño Chico Buarque y el uruguayo Jorge Drexler.

A sus casi 90 años, la cantante cubana Omara Portuondo no deja de sorprender al mundo realizando conciertos en vivo, sino que recientemente estrenó un nuevo disco en formato digital licenciado por Bis Music titulado “Mariposas”. Disco que está conformado por diez temas compuestos por el joven cantautor Jesse Suárez, en el que se incluyen ritmos tradicionalmente abordados por Omara, como el bolero, el son y la balada. Sin embargo, no conforme con ello. La diva del Buena Vista Social Club va más allá y hace un guiño a otros estilos latinos como la cumbia, la salsa y el ballenato. Pero aún menos conforme con lo logrado a nivel de aceptación a través de las redes sociales donde se realizó su lanzamiento, este disco ha sido nominado a los premios Grammy Latinos 2020 en la categoría de al Mejor Álbum Contemporáneo de Fusión Tropical.

El conjunto de canciones que integran este disco enamora por sus ritmos cubanos y latinos de principio a fin.

1- “Esto si sabe a Cuba” un sabroso Cha-chá-chá que habla de la isla del caribe, tal y como se identifica en el mundo por su belleza y riqueza de ritmos musicales.

2- “Mariposas blancas”, es un son bien cubano mezclado con el montuno y la salsa con sabrosos tumbaos y sonido de metales que al unísono le dan fuerza y brillantez al tema invitando al baile sin dejar de apreciar el mensaje que su letra nos transmite y en el que Omara hace gala de una autentica cubanía.

3- “Enamorada” una canción que habla de su vida, del orgullo que siente de ser cubana y de poder cantarle con su voz que brota desde lo más profundo del corazón.

4- “En tu ausencia” una mezcla de habanera y danzón y el más cadencioso son montuno con toques de rap que en su voz se convierte en sublime sonido que acaricia los oídos.

5- “De luz” una canción emotiva de principio a fin, con orquestación palpitante y coros sublimes. Tema que en la voz de Omara al finalizar nos deja con deseos de más. Mensaje optimista y necesario.

6- “Libre” preciosa canción a dúo con Jesse Suarez optimista y estimulante en su mensaje.

7- “Viento de paz” es sin dudas una elegía a la concordia y el conmovedor canto al estado ineludible del ser humano que aspira vivir una vida plena de satisfacciones, compartida con sus semejantes. Una serena y quizás triste canción, según se mire, ejecutada a piano y voz. Canción que llena los sentidos y es capaz de estremecer a quien escucha a Omara, como siempre inmensa, que nos acuna en sus notas nostálgicas, pero a la vez inspiradoras.

8- “Volver” es un bolero-canción que nos da una importante lección de vida, aludiendo a la necesidad que tenemos a veces de echar la mirada atrás y retornar al punto de partida.

9- “Gracias doy” en tiempo de ballenato, muy sugerente y noble en su mensaje. En este tema Omara nos marca pautas para ser, por sobre todas, agradecidos por lo que nos pone la vida en el camino. Alegre y reflexiva canción que nos hace mover el cuerpo rítmicamente sin obviar la letra en la que Omara nos transmite su más sincero agradecimiento a su existencia.

10- “El día feliz” es una versión muy acertada de la conocida canción de Silvio Rodríguez, que en esta ocasión nos llega en un novedoso y especial arreglo musical.

En general este fonograma es el resultado de un recorrido sutil que consigue su autor al transitar muy a gusto entre los más variados géneros musicales, sin perder nunca la esencia del mensaje que transmiten las letras de las canciones en el contenidas y el planteamiento de los ritmos en las que cada una se representa.

Como siempre nos tiene acostumbrado Omara en este disco hace gala de su voz firme y asentada, melodiosa y clara, estimulante y enternecedora. Muy merecido el reconocimiento al que se ha hecho acreedora esta infatigable artista de un pueblo que le adora y muy orgulloso está de saberse siempre bien representado. De obtener el galardón, por supuesto que marcará un hito en la historia musical cubana, pero ya de por si es un hecho su grandeza, Omara ha sido, es y será la gran diva de la música cubana.
________________________________________________________________________________________________________

El joven relevo de la música cubana en los Grammy Latinos 2020.
Por Oniel Moises Uriarte.

La ciudad de Matanzas vio nacer el 23 de diciembre de 1852 al que con los años se convertiría en el creador del Danzón, importante género musical cubano y baile nacional. Miguel Ramón Demetrio Faílde y Pérez quien con su composición “Las Alturas de Simpson” fue el primer danzón que se reconoce en Cuba siendo también la primera obra del género estrenada en el Liceo Artístico y Literario de la ciudad de Matanzas, actual Sala de Conciertos José White, el primero de enero de 1879, aunque ya desde 1878 el danzón estaba consolidando su popularidad.

El músico Miguel Faílde no solo marcó con “Las Alturas de Simpson” los inicios de un ritmo que se mantuvo durante casi cuatro décadas en la preferencia popular, también ha sido reconocido históricamente como expresión de identidad y constituye desde el 2013 Patrimonio Inmaterial de la Nación Cubana. El danzón es reconocido como baile nacional de Cuba por ser el primer baile criollo y por constituir digna expresión de la música tradicional que ha trascendido fronteras en el tiempo sin dejar de ser un elemento de la identidad del país.

En la madrugada del 26 de diciembre de 1921 fallecía en su ciudad natal, Matanzas este gran músico cubano que dejó sembrada una importante semilla que ha germinado transcurridos noventa y un años, fecha en la que su tataranieto Ethiel Faílde, joven flautista nacido también en la ciudad de los puentes, funda la orquesta Miguel Failde, agrupación para dar continuidad al legado de Miguel Failde y por ello asume el danzón como base de su repertorio, aunque interpreta un amplio abanico de géneros de la música cubana como el danzonete, mambo, chachachá, bolero, son y timba. Su formato actual responde a la charanga cubana típica del siglo XX aunque presenta una cuerda ampliada de metales (saxofón alto/clarinete, trombón y dos trompetas).

Además del repertorio de clásicos de la música tradicional cubana, La Failde propone renovaciones en las concepciones musicales y orquestales, fusionando el danzón con la timba y llevando temáticas sociales de actualidad a géneros tradicionales. Ello se puede apreciar en títulos como Danzón Timba, Cubadanzón y su particular versión de Almendra.

Hoy quiero compartir con ustedes la alegría y satisfacción de conocer que el tercer disco grabado para el sello EGREM por la joven orquesta y titulado “Failde con Tumbao”, ha recibido una importante nominación a los Premios Grammy Latinos 2020 en la categoría de Mejor Álbum Tropical Tradicional, compitiendo nada más y nada menos que con el disco “Icono” de la Orquesta Aragón y “Este es nuestro Changüi” de la agrupación Changüi de Guantánamo.
El álbum incluye ocho temas musicales apareciendo en el siguiente orden:

1: “Concierto en Varsovia” de los compositores británicos Richard Addinsell y Roy Douglas con arreglo del pianista Gonzalo Rubalcaba.
2: “Esas no son cubanas” de Ignacio Piñeiro, interpretada a dúo por el cantante Yurisán Hernández y el prestigioso salsero Andy Montañez.
3: “Havana” de Camila Cabello y varios autores, un hit internacional de los últimos tiempos en versión muy cubana.
4: “Me desordeno” con Letra de la poetisa matancera Carilda Oliver, música de Pedro Pablo Cruz y la magistral interpretación de Omara Portuondo.
5: “Nievecita” un tema escrito por Miguel Faílde en 1883 y que Ethiel Faílde rescata para traerlo a la actualidad con una sonoridad muy significativa.
6: “It do me good” de los compositores norteamericanos Brenda Brandony y Huey “Piano” Smith. Con excelente arreglo de Yosvany Terry, brillante saxofonista, virtuoso del chekeré, compositor visionario y educador radicado en Estados Unidos estuvo a cargo el arreglo de este tema.
7: “La Cumbanchá” composición de Pedro Pablo Cruz interpretada magistralmente por Yerlanis Junco la voz femenina de la orquesta. Un tema musical alegre y contagioso que le aporta mucha frescura al disco, además de rememorar la voz de las más reconocidas cantantes cubanas que hicieron historia en nuestra música popular.
8: “Tumbao” de Pedro Pablo Cruz el tema que cierra este disco y del que ya circula en las redes sociales el video clip que ilustra la propuesta, un animado de excelente realización que bien representa la esencia de este fonograma que llega para alegrarnos la vida con su magnifica sonoridad a la vez que rescata la tradición musical de un pueblo orgulloso de sus raíces y de su baile nacional.

Los músicos que intervinieron en la producción de este disco son:
Ethiel Faílde: Flauta y director;
Yurisán Hernández: Voz principal y coros;
Yerlanis Junco: Voz principal en y coros;
Roldany Hernández: Piano
Andy Cantera: Contrabajo en 5, 6, y bajo eléctrico
Rosalí Bazán y Roldany Hernández: Violines;
Katerina Pérez: Segundo violin
Lucio Carriera: Tumbadora
Rey Manuel Silveira: Timbal
Manuel Alejandro Acosta: Trompetas;
Adrián Peña: Trombón; Mario Rodríguez:
Saxofón alto y clarinete;
Wilbert Tarajano: Coros;
Pedro Pablo Cruz: Coros.

Músicos invitados – Alejandro Falcón: Piano; Lázaro Rivero (El Fino): Contrabajo; Andrés Coayo: Percusión menor, misceláneas, güiro y timbal; Lázaro Antonio González (Tonito): Primera trompeta; José Antonio González (Tony): teclados y sintetizadores en; Jorge Coayo: Maracas, tumbadoras en; Roberto Vázquez (El chino): Baby bass.

Invitados Especiales – Omara Portuondo: voz en Me desordeno; Andy Montañez: voz en Esas no son Cubanas; Federico Britos: violín en Concierto en Varsovia; Julito Padrón: trompeta en Havana; Alejandro Falcón: piano en Concierto en Varsovia.

A todos ellos llegue nuestra más sincera felicitación y el reconocimiento del que han sido merecedores. Es ya un triunfo anticipado de nuestra música cubana el hecho de que tres agrupaciones cubanas compitan en la misma categoría en este importante certamen a celebrarse próximamente. Cualquiera que gane el titulo bien recibido será por todos porque quien gana y de seo estamos muy seguros todos es el prestigio y lugar de privilegio que desde tiempos inmemorables se ha granjeado la música popular cubana.

Para concluir me gustaría compartir con todos ustedes el vídeo clip que ilustra la canción “Tumbao” incluida en el disco, que lo disfruten.
_____________________________________________________________________________________________________________________________________

En las primeras décadas del siglo XIX, las canciones tradicionales españolas y los estilos de bailes indios-hispanos-africanos-franceses e haitianos fundamentalmente, influyeron en el nacimiento de una forma peculiar de hacer música en la isla la que se identificó por el nombre de changüí, un ritmo surgido en el oriente cubano, específicamente en la cordillera montañosa que forman Guantánamo y Baracoa, denominada por muchos estudiosos como el núcleo de géneros musicales que han sido celosamente "guardados" en el imaginario del folklore local, donde la mayoría de sus cultores yacen en el anonimato o el olvido; ellos son la avanzada, rústica, sí, pero sostenedora de estas expresiones durante un largo y preñado período de influencias foráneas hasta llegar a nuestros días con la integralidad y frescura que la singularizan; así sucede con el Nengón, el Kiribá, la Regina, el Son Montuno, y el Changüi, éste último convertido en el género símbolo de la cultura musical guantanamera.

En la región más oriental de Cuba hace más de siete décadas nacía el Grupo Changüí Guantánamo, ilustre agrupación defensora del género que mejor representa el territorio. Fundada el 11 de agosto de 1945, por iniciativa del investigador y compositor Rafael Inciarte Brioso, y la sugerencia de sus integrantes Arturo Latamblé Veranes director y bongosero; Reyes "Chito" Latamblé Veranes tresero, Pedro Speck en la marimba, Santiago Reyes "Chago" en el guayo, Justo Kindelán cantante y maracas y la pareja de baile integrada por Luis Céspedes Fournier y Josefa Moya Latamblé.

Durante las distintas etapas de reestructuración y consolidación del grupo se destaca la presencia del colosal tresero Chito Latamblé, quien dirigió por muchos años esta genuina expresión del folklore guantanamero. Han integrado esta prestigiosa agrupación músicos de reconocida calidad en el género, tales como el bongosero Miguel Quintana "Mongolo", Carlos Borromeo Planche "Cambrón", así como los bailarines Mario Hodelín y Julia Reyes "Capullo " entre otros. Por el valor artístico y cultural que ha mantenido la agrupación y ser portador del folklore musical cubano, su presencia se recalca en homenajes a destacadas figuras de nuestro mundo musical.

En la actualidad el formato de la agrupación está integrado por el tres cubano en las diestras manos de Carmelo Irve Suterán, en las maracas José Antonio Moreaux Jardines, quien además se une a la voz de José Andrés Rodríguez Ramírez en el guayo, en el bongó Roberto Duvergel Jay que se incorpora al grupo con la desaparición física de José “Nino” Olivares en enero del 2010, la marimba es tocada por Andrés Fistó Cobas “Tabera”, y la pareja de baile formada por Marlene Fernández Parada y Agustín Martínez Savón.

Desde el pasado 2 de mayo del presente 2020, se comenzaba a difundir a través de la red en las plataformas de música digitales que dan acceso a millones de personas en todo el mundo el más reciente disco de la agrupación Changüí Guantánamo titulado “Este es nuestro Changui, compuesto por once temas musicales, entre los que destacan “Bongó que me llama”, “Changüí con chilindrón” y “Cuando Pancho toca el tres”, todos de la autoría de José Andrés Rodríguez, director de esta agrupación reconocida por sus más de siete décadas defendiendo tan ancestral ritmo musical, y que además fuera declarada desde el 2018, Patrimonio Cultural Inmaterial de la nación cubana.

El disco en su estructura musical está representado de la siguiente forma:
1- “Hazlo como yo” una invitación bien rítmica y contagiosa en u ritmo a conocer como y quienes hacen el changüí.
2- “Ven a mi ciudad” la más perfecta descripción musical de la ciudad de Guantánamo.
3- “Trina el sinsonte” el más asentado de los temas contenidos en el disco, alaba el bello canto del sinsonte cuando libre entre las verdes montañas regala su trinar.
4- “Bongó que me llama” el reclamo del instrumento que marca el ritmo del changüí para que el bailador le tenga en cuenta dada su importancia en su expresión musical. Cita en su letra a los bongoseros más reconocidos de la región.
5- “Changüí con chilindrón” describe la fiesta en la que no puede faltar ese exquisito plato bien típico de la zona aderezado con el repicar del bongó.
6- “Cuando Pancho toca el tres” alabanza a ese gran instrumentista que es Pancho Amat el más reconocidos de los treseros de Cuba.
7- “El llamado de los instrumentos” describe uno a uno los instrumentos musicales con los que se hace el verdadero changüí nacido en la mas oriental región de Cuba y resalta la figura de la pareja de baile que intervienen en las presentaciones que realiza la agrupación.
8- “Mi conuco” es un changüí que hace honor al pedazo de tierra que el campesino de la región con dedicación labra, siembra y cosecha para lograr el sustento de su familia.
9- “No soplan fogón” un changüí que hace una valoración de lo que representa para el campesino contar con los adelantos tecnológicos de los que hoy disfruta que le hacen la vida más fácil.
10- “La puerta de la casa está abierta Okokó” con este changüí se abre ante quien lo escucha la invitación para conocer la casa del Changüí en Guantánamo.
11-“Tumbao de la montaña” es un sabroso changüí con el que cierra musicalmente este disco que sin dudas es un genuino representante de la cultura cubana y muy en especial de la tradición de una región que guarda con celo sus raíces.

Al momento del lanzamiento del disco, lo que no podían imaginar quienes participaron en la grabación y producción del fonograma “Este es nuestro Changüí”, era la gran aceptación que tendría el disco entre los amantes de la música cubana y mucho menos su inclusión entre los nominados a los premios Grammy Latinos en la categoría de Mejor Álbum Tropical Tradicional.

El changüí, autóctono ritmo de la más oriental de las provincias cubanas, está representado este año en la lista de nominados a los Latin Grammy y los galardonados se darán a conocer el próximo 19 de noviembre en la 21 edición de la ceremonia que tradicionalmente organiza la Academia Latina de la Grabación, dedicada a promover, honrar y engrandecer la música latina y a sus creadores. A los integrantes del grupo Changüí de Guantánamo le deseamos el premio como a todos los demás nominados, aunque para los cubanos y muy en especial para los amantes de nuestra música tradicional cubana el hecho de ser reconocido a nivel internacional al ser incluido en la prestigiosa lista de nominados ya es en si mismo un triunfo que compartimos todos.

_____________________________________________________________________________________________________________________________________
Saludos amigos y amigas hoy me gustaría compatir con ustedes una agradable noticia a propósito del tema que en los últimos días vengo comentándoles, Las Nominaciones a los Premiso Grammy Latinos 2020, si porque no solo de Cuba son las nominaciones, a los cubanos por el mundo también se les reconoce el trabajo artístico que realizan y es el caso de una nominación en la que dos artistas cubanos que forman parte de un proyecto infantil muy bonito han sido nominados, El disco lleva por título “Sonidos que cuentan” y su protagonista es “Veleta Roja”

Veleta Roja es una asociación cultural sin ánimo de lucro que pretende crear proyectos de elevada envergadura artística, con una sólida base educativa, y que el fruto de los mismos se revierta a su vez en acciones de carácter social. Hasta la fecha, Veleta Roja ha realizado colaboraciones con los colectivos Fisensi, Nicaragua, Niños que ayudan a niños, Feyda, Asociación Cuentos Grandes para Calcetines Pequeños, Fundación Agua de Coco, Asimaga y Manos Unidas. En marzo de 2014 lanza el sello discográfico Veleta Roja Editions, habiendo realizado hasta el momento cinco publicaciones. La dirección artística corre a cargo de Carlos Cano Escribá, Aldo Méndez y Hernán Milla.

Veleta Roja como grupo está nominado a los Premios Grammy Latinos 2020 en la categoría de Mejor Album de Música Latina para Niños, por el disco 'Sonidos que cuentan', fundamentalmente un juego de improvisación dinámico y rítmico, en la que Aldo Méndez, es el responsable de dar vida a las diferentes narraciones y del desarrollo de los diferentes juegos participativos que se suceden a lo largo del espectáculo, la música corre a cargo de Carlos Cano y Hernán Milla, fruto de una improvisación adaptada en cada momento a la narración.
Es una muestra de las relaciones de amistad que une a este grupo, ya que surge de un cumpleaños de una de las hijas de Carlos donde hace años decidieron hacer una improvisación con una proyección de figuras sobre la que Aldo iba narrando una historia mientras que Carlos y Hernán improvisaban, "como la música en el cine mudo". Con el tiempo esta improvisación se convirtió en una tradición y en los primeros conciertos de 'Canciones y Palabras', el disco con que fueron nominados a los Grammy en 2016, tomó parte de este espectáculo y lo llevaron a los escenarios. Con el tiempo se hizo un DVD y el disco por el que los han nominado. Para sus integrantes es una felicidad inmensa porque refrenda el trabajo que vienen haciendo desde hace años y de alguna manera también viene a decir que lo que pasó en 2016 con la nominación de su disco “Canciones y Palabras” no fue una casualidad. Como contenido el trabajo incluye algunos números para el público adulto, tres piezas instrumentales y una canción, en la que participa la cantante nacida en Ciudad Real y afincada en Málaga, Silvia Garal. Veleta Roja competirá en esta ocasión con los discos 'Viva la Fiesta' del Colegio de Música de Medellín; 'Paseo Lunar', de The Lucky Band; 'Artistas de profesión', de Sophia; y 'Canta y Juega', de Tina Kids.

Carlos Cano es flautista, compositor, arreglista y productor musical, pertenece a la cuarta generación de una familia de músicos de La Habana su ciudad natal. Un enamorado de la música, que no es consciente de cuando descubrió su pasión porque en su familia lo habitual era ser músico y artista. Cuando tenía 10 años empezó a estudiar la flauta cursando sus estudios musicales en el Conservatorio Manuel Saumell de La Habana y con apenas 22 años ya formó parte de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba. En 1994 llega a España dentro de una gira internacional y se radica en Madrid. Empezó a colaborar con orquestas como la Sinfónica de Madrid o la Sinfónica del Gran Teatro del Liceo de Barcelona, y como miembro del Trío Cervantes, agrupación que ha sido premiada en diversos eventos musicales y con la cual ha participado en numerosos festivales hasta que, en el año 2002, aprobó la oposición y sacó la plaza como profesor de Conservatorio.Hoy Carlos Cano es director del Conservatorio Profesional de Música “Marcos Redondo” de Ciudad Real.

Aldo Méndez Nacido en Meneses, Cuba en 1966, reside en España y desde el año 2011 recorre Latinoamérica contando historias e impartiendo talleres. Estudió Filosofía, pero su vocación siempre fueron los acentos, las orejas, las voces, la gente… por eso desde 1994 es cuentero, narrador oral o cuentacuentos. Ha participado como narrador, tallerista y parte del equipo de producción en Festivales Internacionales y espacios de narración oral. Imparte charlas y conferencias, cursos y talleres, y ha trabajado con instituciones como la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Diputación de Ciudad Real, diferentes Universidades y medios de comunicación como Onda Cero, Cadena Ser y Objetivo Castilla La Mancha, así como en diversos proyectos socioculturales, de formación y artísticos.

Hernán Milla es natural de Toledo el tercer integrante de Veleta Roja  es uno de esos músicos que dejan huella. Pianista, clavecinista, profesor, compositor, arreglista… Su voz habla desde una amplia perspectiva, la de un músico de naturaleza inquieta y actividad muy diversa que aborda con naturalidad y excelencia cada proyecto.

Creo que el propósito nuestro se ha cumplido, que usted conozca a estos tres artistas con letras mayúsculas y que así nos sumemos todos a ese gran deseo que sea reconocido definitivamente el trabajo que realizan con el añorado Premio. Nuestras mas sinceras felicitaciones por esta nominación al grupo Veleta Roja de la que forman parte estos dos cubanos tan nuestros y que el reconocimiento llegue para celebrarlo juntos. A Veleta Roja les deseamos que en esta ocasión su trabajo se vea recompensado con el galardón al mejor álbum. Para los cubanos es un motivo de orgullo que un compatriota nuestro forme parte de este importante colectivo artístico. Porque Carlos Cano Escribá y Aldo Méndez son tan cubanos como nosotros.
 
Vean ustedes en este vídeo que les comparto una de las propuestas incluidas en tan hermoso disco “Sonidos que cuentan”
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal